miércoles, 13 de julio de 2011

Se multiplican empresas en Bolivia


Bolivia experimenta un incremento acelerado de nuevas empresas, mientras el desempleo se ubica en 5,7 por ciento y el gobierno del presidente Evo Morales anticipa una baja al 4 por ciento para finales del año.

El ascenso en el número de nuevas empresas conforme estimaciones de la privada Fundación Para el Registro Empresarial (Fundempresa) marca un repunte del 20 por ciento respecto de 2010, cuando hubo 42.921 nuevos emprendimientos.

Sólo al primer trimestre de este año fueron registradas 51.422 nuevas empresas, un crecimiento de 8.501 (20 por ciento) de más firmas.

Según el director general de Trabajo del Ministerio de Trabajo, Calixto Chipana, estos nuevos emprendimientos también revelan avances contra el desempleo.

A este ritmo se prevé que en 2011 haya un crecimiento de empresas por encima del 50 por ciento.

Un informe del Ministerio de Economía mostró que el Estado boliviano generó 485.574 empleos entre 2006 y 2010, y para este año se prevé bajar del 5,7 al 4 por ciento el desempleo.

A su vez, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora, destacó que esta generación de empleos derivó de la inversión pública que en los últimos años registró un crecimiento sostenido hasta alcanzar unos 2.400 millones de dólares.

"Vamos a bajar hasta el 4 por ciento el índice de desempleo este año, tenemos las condiciones y estamos trabajando para lograr este objetivo", dijo Arce Catacora.

Un 21 por ciento de los bolivianos apunta al desempeño de la economía nacional como el problema número uno del país, seguido por el desempleo, según el 19 por ciento de la población, indicó una encuesta anual del Latinobarómetro, cuyos resultados fueron difundidos el viernes último.

DESEMPLEO

El desempleo en Bolivia tiende a bajar mediante las políticas de generación de más fuentes laborales y con la capacitación del capital humano a cargo del Estado.

Chipana afirmó que pronto se verán avances en este campo con base en progresos en países vecinos y aún Europa, donde mejoran esos indicadores.

El funcionario recordó que instituciones privadas ubicaban en el pasado reciente el desempleo hasta en un 11,15 por ciento.

Dijo que la creación de empleos es una obligación del Estado, pero también de la empresa privada, las gobernaciones y los municipios autónomos.

Entre las medidas para bajar la tasa de desempleados en el país figuran una serie de convenios con el Banco de Desarrollo Productivo (BDP) para otorgar préstamos destinados a los medianos y pequeños emprendimientos del país.

Los créditos se otorgan a partir de 3.000 dólares para aquellos que tienen una experiencia de un año y alcanzan los 12.000 dólares para las personas o grupos que tienen una experiencia económica-productiva mayor a los cuatro años.

El Estado también está encarando nuevas estrategias activas para paliar el desempleo que afecta más a los sectores vulnerables, entre ellos quienes carecen de estudios universitarios y otras herramientas del conocimiento.

Según las proyecciones del ministro Arce, la tasa de cesantía disminuyó de 8,5 a 5,7 por ciento entre 2005 y diciembre de 2010, lo que según el ministro coloca a Bolivia entre los países latinoamericanos con mejores resultados en este punto.

Arce destacó la estabilidad y calidad de los nuevos puestos laborales, que atribuyó a las normas establecidas por el gobierno a fin de que los empleadores contraten personal respetando sus derechos.

En 2004, un año antes del inicio de la gestión de Morales, el nivel de desocupación en el país alcanzó el 9,3 por ciento.

CERCA DE MEDIO MILLON DE EMPLEOS

El ministro Arce especificó que el Estado boliviano generó 485.574 empleos entre 2006 y 2010, fruto de la inversión pública y de las políticas de generación de nuevos emprendimientos.

Esta cifra revela, según el ministro de Economía, que en promedio el Estado generó unos 90.000 empleos por año en cada uno de los últimos cinco.

Los principales sectores generadores de empleo fueron la industria de la construcción y las manufacturas, junto con el comercio, expuso el funcionario.

Pero según Arce, la tasa de desempleo del 5,7 por ciento en Bolivia al cierre de 2010 hizo del país uno de los que menos desocupados tiene en Latinoamérica.

"Podemos observar, por ejemplo, a Colombia, Chile, Perú, Argentina, Ecuador, Uruguay, Brasil, México, con tasas por encima del 6, 7, 8 por ciento, inclusive Colombia está por encima del 11,8 por ciento de desempleo", aseveró Arce.

En Bolivia "nos estamos constituyendo en la economía que menos desempleo tiene", detalló el titular de la cartera de Economía.

Aunque señaló que aún falta mucho para erradicar "la enfermedad" del desempleo, Arce dijo que la situación de Bolivia está "muy bien" si se compara con otros países del área.

Pueblo en Linea